Pilates, yoga, tai-chi... son prácticas que alcanzan su plenitud cuando se realizan al aire libre. Desde lo alto de una colina con vistas a un valle, en la profundidad de un bosque, cerca de un pequeño río... Adéntrate en algunos de los lugares más silenciosos de Euskadi y conecta con la naturaleza.