top of page

Entre lamias, cascadas y bosques por Gorbeia

ESTE DESTINO TURÍSTICO BRINDA RUTAS DE SENDERISMO PARA TODOS LOS GUSTOS Y PERFILES, EN LAS QUE DESCUBRIR UN ENTORNO MAJESTUOSO E INCLUSO VESTIGIOS HISTÓRICOS

[TEXTO: ITZIAR ACEREDA. REVISTA ON.]

Entre los territorios históricos de Araba y Bizkaia emerge Gorbeia con su majestuoso paisaje, ideal para descubrir a pie en diversas rutas de senderismo. Las hay para todos los gustos y perfiles, desde las de baja dificultad a las de nivel medio y alto.


Las personas interesadas en estas caminatas al aire libre las pueden encontrar en la web gorbeiaeuskadi.com, en el perfil oficial de Wikiloc (Gorbeia-Euskadi) y en papel en las oficinas de turismo ubicadas en Orozko y Murgia. Así que ¡aupa tú, valiente!, no hay tiempo que perder.


Junto a la riqueza natural, este destino turístico encierra un legado de historia, tradiciones y mitología que se conjugan en cada ruta. Sin olvidar el ingrediente gastronómico para reponer fuerzas en cada itinerario.


CASCADA DE GUJULI

Con salida y llegada en el Parque de Ostuño en Izarra (Urkabustaiz), esta ruta de 6,5 km y 65 metros de desnivel se puede recorrer en un tiempo estimado de 1 hora y 45 minutos.


Siguiendo las indicaciones del GR 282, una estrecha carretera asfaltada junto al recinto deportivo nos internará entre bosques hasta alcanzar una bifurcación. El camino que sale a la derecha, por el GR 282 o “Senda del Pastoreo”, da la opción de acercarse a la encantadora laguna de Lamioxin, situada a 2,5 km.

Para acceder a la cascada hay que seguir de frente y cruzar la carretera. Pasado el aparcamiento parte la senda que va al mirador acondicionado frente a la espectacular caída de agua. Los arroyos Jaundia y Basabe unen su caudal al río Oiardo, que se precipita al vacío desde un escarpe calizo de 105 m. de desnivel, creando un espectáculo sorprendente.


Cuenta la leyenda que junto al río Altube vivió una hermosa lamia cuyo espejo mágico hacía realidad sus deseos. Un buen día, un pastor llamado Urjauzi (Cascada) se lo robó y lo utilizó para conseguir todo lo que le placía. Al de un tiempo, sus caminos se volvieron a cruzar y la lamia no perdió la oportunidad de vengarse del avaricioso pastor. Al preguntarle su nombre, dijo: “Soy Urjauzi” y en ese momento se convirtió en la hermosa cascada que hoy vemos.

Tras contemplarla, si apetece dar un toque gastronómico al día, hay opción de alargar la excursión hasta Oiardo, caminando por un itinerario señalizado como “ruta gastronómica”. Desde el aparcamiento de la cascada conduce entre prados y bosquetes de quejigos y robles hacia Gujuli, donde hay dos queserías, y al cercano pueblo de Oiardo, en el que esperan la fábrica de cerveza artesanal Baias y una de productos lácteos. Esta última ofrece la experiencia “Baserritarra por un día” en el caserío Kaiku. Para visitar ambas se requiere cita previa.

De regreso, podemos volver sobre nuestros pasos al aparcamiento. Si bien proponemos cruzar la carretera y tomar un desvío a la derecha que nos adentra en los bosques del monte de La Calzada. Un pequeño rodeo que merece la pena.


En el comienzo (y final) de la ruta se encuentra el bar-restaurante Lolaenea, dispuesto a recargar de energía a quien lo precise.


CALZADA DE UBIDE

Otra ruta de senderismo recomendable y fácil permite conocer y caminar por la antigua calzada de Ubide, vestigio del viejo Camino Real utilizado durante siglos que unía Araba con Bizkaia pasando por el valle de Arratia. Parte del Parque Goiko, a donde llega hora y media después tras recorrer 6.2 km con un desnivel de 216 m.


Junto a la iglesia de San Juan Bautista, la calzada, reconstruida en 2008, deja paso a un tranquilo camino que paralelo al río Zubizabal se dirige aguas arriba, entre caseríos, campas y bosquetes de frondosas hasta alcanzar el caserío Ubidegoiti. Y desde allí, continúa hasta una pequeña granja en los límites de Ubide y Zeanuri.



En este tramo va aflorando el encachado de la vieja calzada que, según indica una placa, utilizó Fernando el Católico en junio de 1476 cuando se dirigía a Bizkaia a jurar los fueros. Si sus piedras hablasen nos contarían historias de reyes, de mercaderes, viajantes, bandoleros… acontecidas hasta la apertura de la carretera a Barazar a mediados del siglo XIX.


Tras arribar al entorno de Besaldate y bordear la loma de Zepalekueta llegaremos al mojón y buzón de Eneabe para descender entre pintorescos barrios y caseríos hasta el punto de partida. Allí, la Herriko Taberna de Ubide brinda un “solete Repsol”. Un lugar ideal con una oferta gastronómica muy vinculada al producto local y de temporada.


Durante este mes y el próximo podemos disfrutar los fines de semana de visitas guiadas por los municipios de Gorbeia, con pintxo-pote incluido tras el recorrido. Tienes toda la información aquí.


Todas las rutas por Gorbeia garantizan la desconexión en el corazón verde de Euskadi. El momento cumbre de descubrirlo es un placer en cualquier época del año. Aurrera!


TRACKS DE RUTAS


コメント


bottom of page